Estrategia y compromiso de Global-e con la sostenibilidad: comercio electrónico global bien hecho

Última actualización: septiembre de 2020

Para abordar la sostenibilidad, primero tenemos que entender el papel que desempeñamos en el mercado internacional del comercio electrónico y, sobre todo, de la compraventa de productos y servicios de moda, así como el poder de influencia que tenemos sobre la cadena de suministro y procesamiento de pedidos.

Dado que tratamos todos los días con fabricantes, tiendas y distribuidores de bienes de consumo, moda, calzado, etc., y tenemos una estrecha relación con las empresas transportistas,
creemos que nuestra capacidad de influencia es significativa.

Sabemos que las marcas y las tiendas con las que colaboramos pueden marcar la diferencia en términos de sostenibilidad. Y, si bien nosotros no fabricamos nada, también queremos poner nuestro granito de arena para salvaguardar el mundo en el que vivimos.

Por eso hemos creado esta política, para concienciar y garantizar un compromiso real.

Oficinas y espacios de trabajo:

Lo primero que hemos hecho es tomar medidas para que el personal esté concienciado y tenga las herramientas necesarias para llevar a cabo sus tareas y, al mismo tiempo, cuidar el medioambiente. Les pedimos que reconozcan la importancia que esto reviste y les alentamos a reciclar, ahorrar energía, reutilizar materiales, donar cosas que ya no utilizan y ver los desperdicios como algo útil.

Creemos que el impacto también está en las cosas más pequeñas y, por eso, tenemos una política estricta de apagar todo cuando termina la jornada, no usar vasos de papel/plástico y no imprimir nada a menos que sea estrictamente necesario.

Embalaje y desperdicios:

Enviamos pedidos. Vendemos productos. Esa es la base de nuestro negocio y no podemos cambiarla.

Pero eso no significa que no podamos exigir a las marcas y las tiendas con las que trabajamos que reduzcan el tamaño del embalaje, utilicen materiales reciclables y sostenibles, y se comprometan a implementar iniciativas para reducir los desperdicios que generan. Les brindamos la tecnología y el conocimiento necesarios para utilizar embalajes más pequeños y, de paso, ahorrar dinero.

Además, hemos implementado estrategias reguladas para asegurarnos de que los paquetes se documentan y gestionan correctamente.

Adiós al papel:

El papel está presente no solo en las cajas, sino también en las facturas, los comprobantes u otros documentos que tenemos que entregar al cliente. Por ese motivo, estamos quitando el papel de los envíos y elegimos a transportistas que nos dan esa opción. Enviamos toda esa documentación por correo electrónico y, si mandar una versión física resulta inevitable, pedimos a nuestros proveedores que usen papel reciclado.

Logística:

La logística es, junto con el embalaje, el elemento que mayor impacto genera en el medioambiente. Y, dado que es un pilar fundamental de nuestro negocio, exigimos a las empresas transportistas que se comprometan a cumplir nuestros objetivos.

Contar con una logística optimizada no solo redunda en un beneficio económico para los consumidores, las tiendas y las marcas, sino que, además, permite reducir el impacto que tienen los camiones y los aviones en el entorno. Además de elegir a transportistas comprometidos, tomamos medidas concretas de optimización para marcar una diferencia real: ofrecemos servicios de devolución eficientes y fomentamos, a través de tecnología y asesoría comercial,

los envíos consolidados, el envío desde y hacia las tiendas, el uso de puntos de recogida y otras herramientas para reducir el gasto de combustible y gas y las emisiones de carbono.